De acuerdo a lo establecido por la ley 1328 de 2009, el Sistema de Atención al Consumidor (SAC) tiene como objeto establecer los principios y reglas que rigen la protección de los consumidores financieros en las relaciones entre estos y las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia.
Este sistema busca:

  • Crear una cultura de atención al cliente dentro de la compañía, teniendo como principio el respeto a los consumidores financieros.
  • Suministrar la información adecuada a los clientes e intermediarios.
  • Adoptar sistemas para la debida atención de las quejas o reclamos y solicitudes.
  • Fomentar la educación financiera, así como la protección a los consumidores financieros.